Vicios

la obra maestra de tus manos
que en pinceladas breves
dibujan un orgasmo

la húmeda sensación de bienestar
con la respiración agitada
y una gota de sudor en agonía

tu venus al tacto
durazno en néctar
la cárcel del deseo

las sábanas de piel
en contacto por doquier
con cada membrana de tu cuerpo

Anuncios

Fin

Transito entre calles de nostalgia
entre aguaceros sin paraguas
durmiendo en las esquinas
con un cartón de cobija y una lista
de las cosas que deje olvidadas

un par de manchas de carmín
adornan el cuello de mi camiseta
de una noche que perdí la cuenta
de las notas que escribí en la barra

apostando la razón en la ruleta
perdí en la séptima vuelta
la suerte se la llevo la ingrata
que a su escote desvío mi mirada

apoteósico fin en el cuadrilátero
a un metro mi enemigo intacto
cuando me dio por respirar
las luces golpeaban mi cara.

Maldiciones

Me escondía de tu rostro evadiendo tu mirada
había duendes en mis sueños y brujas en mi cama
podía llorar, pero los rios estaban secos
las borrascas de la madrugada eran resacas al alba

había maldiciones sobre mi alma
ilusas teorias de la razón de estar aquí
temía voltear atrás y no volver a regresar
abrazaba el silencio en noches de lluvia

caminaba por callejones sin salida
dando tumbos nada me detenía
sabía que el futuro era mejor
sin atinar el camino que más convenía

en naufragios perderemos el respeto
pero ganaremos la gloria de la soledad

Piso de madera

El piso de madera aún guarda tus pisadas
seguiste las flechas con respiración agitada
las escaleras te resultaron largas
el cielo te guardaba grandes esperanzas

un abrazo, y un beso seductor que no se dio
fueron la sentencia previa al buscarte sin razón
tantas veces te soñe desnuda en mi cama
con las ganas de viajar sin pisar en tierra…

Típico de ti

típico de ti
que vienes con tu frente en alto
con una sonrisa a decir adios
con una carta en mi buzón sin remitente

típico de ti
que mientes con los dientes manchados de carmin
construyendo puentes entre lo real y lo imaginario

típico de ti
con tus cuentos de princesa tegiendo telarañas
seduciendo tristemente a la ingenuidad
con promesas de amor, mezquino

típico de ti
con tus aires de realeza, diminuta y febril

típico de ti
que pagas con billetes marcados al calendario

típico de ti
con tu corte de gran reina, ingeniosa y frágil

Decepción

La guerra de palabras terminó
un tercero intervino en la cortes disolución
te quedas callada guardada en un rincón
me quedo con la pluma con tinta apuntando al corazón

lo decibeles en tus letras bajaron a ceros grados
marcharon en retirada los versos con cantos de guerra
no escucho más el tambor del batallon
ni las espadas chocando con el escudo

donde hubo un polvoriento pleito, encarnizado
no queda si no el desliz de una musa
huyendo despavorida, por los pasillos
con los perros castrados en compañia.

Labios partidos

Después de algunos meses te vuelvo a ver
con los labios partidos de aparente soledad
el blanco de tu piel se destiño
dejaste de ser la chica lunar
eres la imagen auténtica de una mortal

tus palabras siguen causando confusión
llevan las comillas de la duda a cada rincón
han perdido el aguijón o mi piel se endurecio
tu veneno no crea más adicción

si nos abrazamos es por que la mentira
tuvo alguna vez medida negativa
porque ya no tienes armas para disparar
se oxigaron despues de rios de sal

nos despedimos sin reflejarnos en los ojos
con un silencio sepulcral
seguimos caminos distintos
y sin mirar sobre el hombro

minaste con sutil lavia
pero no caí en la trampa, solo reí
con brusquedad y penitencia

así tan intransigente fue el fin
con trivial indiferencia
te llevas tu debil hermosura
me quedo con mi infernal locura.

Reptar

reptar
buscando un agujero al centro de la tierra
con la cabeza gacha y el corazón expuesto
la rutina de besar en la primera cita ha sido descubierta
no di el primer paso pero robe algunas conciencias

reptar
escuchando la triste melodía de una canción sin letra
con el aire denso y la herida abierta
la inocencia de amar a primera vista ha sido corrompida
no prometí la cima del cielo, solo la lluvia de estrellas.