Flores sin aroma

Algunas flores crecen sin aroma
sobreviviendo apenas de las penas de las dudas
saben dar besos pero nunca pisan la luna

Algunas flores crecen sin fortuna
sabiendose bellas se baten en infortunios mentales
saben hacer café pero nunca chocolate

Algunas flores carecen de estandarte
viviendo en arrabales se marchitan en verano
cualquier pajaro prueba su nectar

Anuncios

Colina

Las voces se acallan, la vista se aclara
las sombras retroceden, se ocultan
un llanto de bebé me hace despertar
un aletargado corazón late de nuevo

apacigue mi impaciencia con indiferencia
los gusanos en mis ojos no pudieron entrar
sacudí el polvo de la tormenta de arena
poniendome de pie, de un salto

vi girasoles ondear en la cuesta
el verde de la colina me iluminó
una sombra de árbol me espera

saciaré mi sed en aguas cristalinas

corrí sin mirar atras…

Pantanos

Tuvimos en esta simbiosis una extraña despedida,
por la puerta trasera de una iglesia abandonada
corrimos en direccion opuesta, tu embarazada,
yo con mil demonios y sus flechas a la caza.

Atravesé el umbral de un fétido desierto
los buitres acechando se sabían hambrientos
sin máscara, sin armamento
solo mis manos y un abrupto sueño.

Extrañas sombras me siguen a lo lejos
aladas formas que perdieron el firmamento
una montaña de piedras devastadas por el tiempo
en una ciudad que perdio su fatua gloria.

Los recuerdos se hacen polvo al correr
las mentiras se esparcen, eternas
perdí la cima con el orgullo intacto
devasté lo que más queria de un soplo.

Pantanos alrededor, como pasajes secretos al caos
voces de niños en el viento como susurro
parece que todo acaba, languidezco
de rodillas en la tierra la bruma me sofoca

Me limito a sonreir, exhausto, sollozo,
una lagrima perpetua rasga mi mejilla
toca el suelo y un rio se desprende
moribundo, a merced de la noche…

Alas de metal

Se quebró el cristal
quedaron expuestas mis alas de metal
de rodillas espero, derrotado
el golpe final.

La tierra en los ojos me ciega
sentado sobre mis tobillos
con las manos en mis muslos, vacias
encorvado respiro con dificultad
con tanto óxido y polvo.

La lluvia de agua regia cae sobre mi piel
gotas que diluyen al impacto
son balas de cañón
ajeno al dolor cuando un sol transita mis venas
suplique perdón, recibí castigo
sin redención
es el precio por firmar pactos en el infierno.

La vida es un techo al que hay que llegar
sin cadenas, sin crucifijos
no tiene piedad de pecados y sacrilegios
nadie se salva de nadar en estiercol
aún con alas de seda, nos equivocamos.

Un brazo rodea mi cuello
mujer que atina valientes palabras en mi oido
tomo un respiro
en un mundo de hipócritas testigos
queda un ángel de piel de plata
labios escarlatas y ojos negros
con la fuerza para cargar
mil y un demonios conmigo.

Maldigo al destino que no escucho mi consejo
juro que no son los celos
ya aprenderé con el tiempo a perdonar
la traición a mis enemigos.

Me pondré de pie
y volaré con el orgullo intacto
de saberme bello con mi piel quemada
y batiré las alas
en un reflejo con el mar.