Colina

Las voces se acallan, la vista se aclara
las sombras retroceden, se ocultan
un llanto de bebé me hace despertar
un aletargado corazón late de nuevo

apacigue mi impaciencia con indiferencia
los gusanos en mis ojos no pudieron entrar
sacudí el polvo de la tormenta de arena
poniendome de pie, de un salto

vi girasoles ondear en la cuesta
el verde de la colina me iluminó
una sombra de árbol me espera

saciaré mi sed en aguas cristalinas

corrí sin mirar atras…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s